Descripción del proyecto

Sábado 19 de octubre, 19:30 horas
Galería de Arte El Jaguar Despertado

Género: Artes plásticas
País: Cuba

El maestro Leandro Soto nació en la ciudad de Cienfuegos, Cuba. Desde los 11 años de edad estudió Artes Plásticas en la Escuela de Iniciación Artística en su ciudad natal. En 1976 se graduó de la Escuela Nacional de Arte, Cubanacán, localizada en La Habana, con especialidad en Pintura y Grabado.
Luego de una intensa carrera profesional en el mundo del teatro y del cine cubano, impartió cursos en artes escénicas, en escenografía y diseño de vestuario en el Instituto Superior de Arte. En 1988 se trasladó a México al ser invitado por el Gobierno del Estado de Tabasco como asesor en la educación de las comunidades nativas mayas, choles y chontales. En 1990 fundó la primera asociación civil en el sur del país llamada “El Tesoro de Tamulté” dedicada a la educación interdisciplinaria de niños y jóvenes a través de las artes.
Soto posee una trayectoria de 44 años en el mundo del arte y ha participado en numerosas exposiciones colectivas y muestras individuales en museos, galerías de arte, y espacios alternativos en varios países como: España, Argentina, Canadá, Brasil, México, Panamá, República Checa, Eslovenia, Colombia, Venezuela, Alemania, Austria, Perú, Japón, Barbados, Panamá, Jamaica, Italia, Egipto, Senegal, India, Estados Unidos y Cuba.
Es una de las principales figuras del famoso grupo «Volumen Uno», renombrado movimiento artístico de principios de los años 80 que cambió el curso del arte cubano en el siglo XX. Se le atribuye ser el primer artista del performance y el arte de instalación en la isla, y el primero de su generación en trabajar con la herencia afrocubana.
El trabajo creativo de Leandro Soto se inscribe en la estética etnográfica y se define y orienta por los encuentros e integraciones de variadas formas expresivas del Caribe insular, área donde semillas culturales de todas partes del mundo han germinado por las emigraciones que lo conforman. En su obra estas integraciones van desde las temáticas narrativas transpersonales, las técnicas que encuentra e investiga en sus desplazamientos, y por el uso de los materiales típicos del lugar determinado donde vive.
El material, en el hacer artístico de Soto, además de ser el soporte de la obra, es también parte del contenido de esta- no es igual abordar un tema tabasqueño sobre un lienzo venido de Europa que sobre un petate local- y para Leandro Soto, cuya trayectoria artística está fuertemente ligada al giro etnográfico del arte contemporáneo y a sus exploraciones integrativas de diferentes entornos culturales, el material sobre y con el que se hace la pieza, conforman la significación de la misma.
Una vez que el artista incorpora un nuevo material a su obra, este forma parte de su acervo artístico y lo reúsa con más libertad y experiencia, siempre implicando una relación histórica y cultural con el entorno al cual pertenece dicho material. Esto se hace notable también en su profesión de director artístico, escenógrafo y hacedor de performances.
La curaduría de esta muestra está enfocada en hacer ver este particular aspecto de la obra de Leandro Soto, que a veces pasa inadvertido, especialmente cuando la obra se expone en el mismo país o lugar donde se produce el material empleado en ellas. Por contraste, el material usado en una pieza se destaca más cuando más lejano está del medio ambiente donde se exhibe la obra.
En trabajos más recientes, este aspecto del material ha tomado un nuevo giro: el uso de más de uno de ellos en cada pieza y la subversión de estos, es decir, la apropiación y uso de un material de origen industrial para narrar temas locales y autóctonos y viceversa. En este último detalle su trabajo nos habla de la resistencia cultural en comunidades urbanas o rurales que siguen siendo consideradas periféricas desde los centros de poder hegemónicos y foráneos a ellas.
Dra. Grisel Pujalá
Curadora